¿Cómo hacer tus tirantes? | Blog Pontejos - Almacen de Pontejos

¿Alguna vez te has planteado sustituir tu cinturón por unos tirantes? 

Parece antiguo pero... Déjanos decirte que los tirantes vuelven a estar de moda. Son última tendencia en eventos como bodas, bautizos o comuniones. Y lo más importante es que puedes hacerlos tú mismo en pocos minutos. En nuestra Mercería Online tenemos todo lo que necesitas para conseguir unos tirantes de calidad y hechos a tu medida. Hoy, en en el blog de Pontejos te explicamos cómo puedes hacer tus tirantes sin ninguna dificultad.

Lo primero de todo es conseguir una goma resistente, con un diseño vistoso y apropiado para crear tus tirantes. Y sobre todo... elegir una goma que combine con tu traje. Revisa nuestro interminable catálogo de gomas y vuélvete ¡¡Loca!!.

Deberás hacerte con los reguladores y pinzas para poner en las gomas. Para ayudarte a hacer los tirantes necesitarás una cinta métrica y una tenaza o alicate.

Cuando tengas todo encima de la mesa, podrás ponerte manos a la obra:

1. Mide el recorrido que debe hacer la goma sobra tu cuerpo. Estira la goma y corta la medida necesaria.

2. Ten en cuenta que necesitarás dos trozos de goma con la misma medida. Corta otra goma con el mismo largo.

3. Incorpora una cruceta a tu goma. Deberás conseguir que las dos gomas formen un triángulo y una pase por encima de otra. Esta cruceta es la que irá pegada a tu espalda.

4.  Incorpora el regulador de tirante y las pinzas a tus gomas. Ayúdate de un alicate para fijar los reguladores a las gomas.

5. Pruébate los tirantes y ajústalos a la medida que necesitas. Comprueba que los reguladores están bien fijados a las gomas.

De esta forma tan sencilla conseguirás hacer tus propios tirantes en pocos minutos. Además, podrás conseguir unos tirantes que combinen perfectamente con lo que llevas puesto. Con este tutorial podrás hacerte tus tirantes en X, fácil y rápido. Ten en cuenta el ancho de la goma que quieres llevar y el color. Nosotros siempre recomendamos que los tirantes sean de un color diferente al de la camisa; conseguirás un contraste alejado de lo clásico.