¿Cómo pegar una aplicación termoadhesiva? | Blog Pontejos - Almacen de Pontejos

¿Alguna vez te has planteado decorar o customizar tus prendas con parches o aplicaciones?

Y es que las aplicaciones nunca pasan de moda y pueden utilizarse en todo tipo de ropa. Quedan genial en cualquier chaqueta, pantalón, abrigo...

Los parches son muy útiles no sólo para decorar sino también para reparar un roto. Con uno de nuestros parches podrás reparar de forma rápida y sencilla cualquier accidente que haya podido tener el más pequeño de la casa. Recuerda que no todos los parches son termoadhesivos, algunos de ellos son simplemente adhesivos o incluso para coser.

Sí es verdad que no todas las personas saben cómo colocar un parche en la ropa. Por eso, en este post, te enseñamos... CÓMO HACERLO:

1. Elige la aplicación que más te guste. Tenemos un catálogo infinito de aplicaciones y parches termoadhesivos. ¿Buscas parches infantiles? O quizás... ¿Algún parche con un diseño floral?. Esto es cuestión de gustos. Piensa lo que realmente puede quedar bien en tu ropa y atrévete a innovar.

2. Sitúa la aplicación dónde más te guste. No te preocupes en tomarte tu tiempo en este paso. Recuerda que una vez tengas pegada la aplicación será complicado retirarla. El lugar dependerá un poco del tipo de aplicación que tengas en la mano. Hay aplicaciones que se pegan exclusivamente en el pecho o en la espalda y otras muchas que pueden pegarse en cualquier lugar de tu prenda. En todo caso, no dudes en probar y probar hasta que encuentres el sitio que realmente te guste.

3. Antes de pasar la plancha para pegar el parche termoadhesivo a la tela, conviene proteger el tejido del parche. Para no quemar ni el parche ni la prenda, siempre se recomienda tener a mano un pequeño trozo de papel vegetal o papel de horno. Esto evitará que se produzcan incidentes con la plancha y tu ropa.

4. Pon la plancha en una temperatura alta. Revisa que el parche no tenga ninguna arruga ni pliegue y que esté correctamente posicionado. Coloca la plancha sobre el papel protector y el parche y espera aproximadamente 20-30 segundos. Puedes mover la plancha a lo largo de todo el parche para que se pegue bien sobre el tejido de tu prenda. OJO: Este paso tiene que realizarse con la plancha sin vapor, de lo contrario el pegamento del parche podría perder sus propiedades adhesivas. 

5. Levanta la plancha y comprueba que tu parche ha quedado bien pegado a la tela. Verás una prenda con un nuevo estilo, moderno e innovador. Puedes pegar todos los parches que quieras sobre tu ropa. En nuestro infinito catálogo podrás encontrar alguno que se ajuste a tus ideas.

Las aplicaciones y parches termoadhesivos son perfectos para darles una segunda oportunidad a tus prendas y lucir un estilo muy diferentes al que tenían en un principio. Puedes elegir el estilo con el que quieres customizar tus prendas y arriesgarte al máximo para conseguir una prenda vistosa que no pasará desapercibida.

¿Todavía te estás pensando qué parche escoger?

¡¡Revisa todo nuestro catálogo!!